Si alguien no tiene el hábito de la lectura pero está interesado en comenzar, es importante elegir libros que sean accesibles, entretenidos y que puedan captar su interés desde el principio. Aquí tienes algunas recomendaciones de libros para aquellos que no leen habitualmente:

“La sombra del viento” de Carlos Ruiz Zafón:

Una novela gótica ambientada en la Barcelona de la posguerra. Llena de intriga, romance y secretos, esta historia cautivadora puede enganchar a los lectores desde el principio.

Estas son solo algunas sugerencias para comenzar. La elección de libros depende de los gustos personales de cada individuo, así que anima a los no lectores a explorar diferentes géneros y descubrir qué tipo de historias les atraen. ¡La lectura puede ser una experiencia gratificante y enriquecedora para todos!

“El Alquimista” de Paulo Coelho:

Es una novela corta y fácil de leer que combina elementos de aventura y espiritualidad. La historia sigue a un joven pastor en su viaje en busca de su propio destino.

“Harry Potter y la piedra filosofal” de J.K. Rowling:

La primera entrega de la popular serie de libros de Harry Potter es una opción fantástica para quienes buscan una historia mágica y emocionante. Aunque es un libro largo, está lleno de momentos divertidos y emocionantes que pueden enganchar a los lectores.

“El curioso incidente del perro a medianoche” de Mark Haddon:

Esta novela narra la historia de un niño con trastorno del espectro autista que investiga la muerte de un perro. Es una lectura intrigante y con un narrador único que puede resultar muy interesante para quienes no están acostumbrados a leer.

“El código Da Vinci” de Dan Brown:

Un libro de misterio y suspenso que se ha convertido en un éxito internacional. La trama trepidante y llena de giros sorprendentes puede mantener a los lectores intrigados y deseando descubrir más.

“El principito” de Antoine de Saint-Exupéry

Este clásico de la literatura es una fábula llena de enseñanzas sobre la vida, la amistad y el amor. A pesar de ser un libro corto, tiene una profundidad que puede resonar en personas de todas las edades.

FUENTE: EL PLACER DE LA LECTURA