Nature Writting: literatura en contacto con la naturaleza

37
  • El Nature Writting se ha convertido en una categoría literaria que engloba todos aquellos escritos cuyo tema principal sea la naturaleza.
  • Algunos escritores que practican este género se caracterizan por observar la naturaleza desde una perspectiva única y singular.

Es innegable que en apenas unos años, el mundo de la escritura y la literatura han ido evolucionando de manera vertiginosa. Hoy en día nos encontramos ante nuevos géneros y subgéneros literarios que antes no se consideraban, así como diversidad de plataformas emergentes que nos permiten crear y dar a conocer nuestras propias obras. Pues bien, parece ser que entre estos nuevos géneros hay uno en concreto, aunque quizás no sea tan nuevo, que ha venido para quedarse. Nos referimos al Nature Writing. Esta categoría literaria engloba todos aquellos escritos cuyo tema principal sea la naturaleza y todo aquello que se encuentra ligado a ella. Desde puros ensayos sobre historia natural, biología o geografía, hasta temas más metafísicos como por ejemplo, el alma de la naturaleza.

Este género encuentra sus orígenes en aquellos ensayos y novelas que naturalistas franceses, estadounidenses y británicos, comenzaron a redactar a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.  Entre ellos, podemos destacar al autor Gilbert White, que fue un naturalista inglés que en el año 1789 publicó una relevante obra sobre historia natural. Además, gracias a escritores como GoetheThoreau, o Whiteman, entre muchos otros, la naturaleza se convirtió en un tema habitual dentro de la literatura europea. Sin embargo, en las últimas décadas, este género ha ido evolucionando más allá de recoger ensayos científicos, así como descripciones de la naturaleza, alcanzando un grado de madurez que ha permitido a diversos autores crear grandes novelas, tanto de ficción como de no-ficción, con la naturaleza como trama principal de su historia.

Debido en parte a la emergencia climática que vive nuestro planeta, donde la contaminación, la desertificación o la deforestación son problemas reales y que requieren de una solución inmediata, en una parte de la población se ha despertado cierta curiosidad y anhelo por leer y documentarse sobre el tema, y todo lo que pueda afectar al medio natural. Esto podría explicar de alguna forma el por qué en los últimos años, el género Nature Writing ha crecido como la espuma.

No obstante, hay escritores que deciden dar un paso más allá y no se contentan únicamente con escribir una novela sobre la naturaleza, sino que además, se proponen como reto escribir sobre el tema mientras se documentan en convivencia con la propia natura. Escritores que deciden retirarse, por ejemplo, a una pequeña cabaña perdida en el bosque, alejada del bullicio de las grandes urbes, para poder relajarse y escribir en armonía con el medio, tratando de plasmar todo lo que captan sus sentidos. De hecho, hay quienes incluso renuncian a las comodidades que pueda proporcionar la electricidad, viviendo esta experiencia como auténticos amish.

Estos autores afirman que esta experiencia inmersiva es única, pues la proximidad con la naturaleza les permite reflejar con mucha más claridad todos aquellos fenómenos e ideas que pueden llegar a observar a lo largo de esta etapa. Bien es cierto que no todo es tan idílico como parece, pues aunque la idea pueda parecer maravillosa, también requiere de tiempo, esfuerzo y sacrificio, pues la naturaleza puede responder de muchas formas, desde una ligera llovizna hasta una gran tormenta, fuertes vientos, granizo, nieve, e incluso algún que otro tornado, dependiendo de la geografía, que pondrán a prueba la paciencia y la seguridad de estos valientes escritores.

Sin embargo, este género nos permite a los lectores poder conocer mucho más a fondo un hábitat que para muchos, debido al frenético ritmo de nuestras vidas, nos resulta lejano e incluso un regalo. Además, algunas de estas novelas brindan una parte didáctica, aportando información sobre especies de flora y fauna que nos son desconocidas, así como acontecimientos que ocurren habitualmente en nuestros ecosistemas y de los cuales no somos conocedores. Así que, si el día a día no te permite escaparte al campo o a la montaña, hazte con un buen libro de este género y déjate envolver por la naturaleza.

FUENTE: LECTURALIA