El secuestro de la gastronomía

764

«La gastronomía nos la han secuestrado. Quienes la dominan en España son esos señores que se acercan a la bodega y piden que el vino cueste, al menos, 50 euros. Pretendo reivindicar que somos los dueños de la gastronomía. Vosotros sois la gastronomía», dijo refiriéndose al público.

Esta rotunda afirmación fue una de las muchas «perlas» que el escritor y periodista David Remartínez lanzó durante la presentación de su libro «La puta gastronomía», en Foro Abierto (Fundación Caja Rural de Asturias y Librería Cervantes).

El libro hace un repaso a la gastronomía española a lo largo de los años y analiza los cambios que se han producido. «A mí me apasiona comer y beber; es, para mí, una felicidad inmensa, pero hemos pasado de Carpanta a Ferrán Adriá».

Todos estos cambios se deben, a su juicio, «a la revolución tecnológica. La gastronomía que era pura artesanía se convierte en algo tecnológico».

Remartínez afirmó rotundamente que «los grandes platos de la gastronomía son de compartir: la pizza, el cachopo,…»

Según el autor de este ensayo en el que el humor es un ingrediente esencial, «la gastronomía es la excusa social para hablar de cómo es la sociedad actual».

Junto al autor, compartió mesa el gastrónomo (o fartón, como prefiere que le llamen) David Castañón.