De boda con Rosa Serdio

1975

Fue una boda perfecta. Hubo novios. Invitados. Sorpresas. Flores. Velas. Aromas. Corazones brillantes y regalos para los asistentes.

Todo perfectamente organizado. Y no podía ser de otra forma. Rosa Serdio lo preparó milímetro a milímetro.

Y hubo, claro, lecturas. Y sonrisas. Y aplausos. Y mesas bien preparadas. Y agradecimientos. Y «palabras para estrenar un libro».

«La boda alada» inundó nuestro Foro Abierto. Es lo que tiene un libro que apuesta por el equilibrio entre escritor e ilustrador.

Un libro que tardó en llegar… pero llegó. Y lo hizo en su justo momento.