• Hay empresas especializadas en lanzar libros.
  • Existe una fuerte polémica al respecto.
Muchos escritores desean ver sus libros triunfar de verdad, lograr grandes cifras de venta en todo el mundo, conseguir un acuerdo para que sean adaptados al cine y que su nombre sea sinónimo de éxito. En Estados Unidos, uno de los puntos por los que tienes que pasar para llegar a todo esto es alcanzar la lista de los más vendidos del New York Times. Es como un sello de calidad que ocupa fajas de promoción y contraportadas “Número 1 del NYT” es un sueño hecho realidad. Pero llegar hasta allí no es nada fácil, así que hay compañías que te pueden ayudar a llegar hasta allí. Por un precio.
Dejémoslo claro. Es una cuestión de dinero. Bastante dinero. El caso que ha salido a la luz es el del libro de Tony Hsieh, fundador de la empresa de venta online Zappos.com, Delivering Happiness. Hsieh descubrió los servicios de una empresa de marketing, ResultSource, especializada precisamente en colocar libros en la lista del NYT, incluso en su número 1.
Cómo lo hacen exactamente sigue siendo un secreto, aunque al parecer se comienza con una venta masiva -normalmente a cargo del autor o sus colaboradores-, seguida de una serie de ventas promocionadas al detalle para esquivar los sistemas de control de las listas de ventas. ¿Cómo se consigue esto? Bien, las ofertas de Groupon, por ejemplo, son una manera de hacerlo.
Otro buen truco consiste en preparar bien las presentaciones y charlas de los autores, llevando los libros para vender comprados en varias librerías: esto afecta directamente el algoritmo y los datos que se suelen usar para confeccionar las listas de los libros más vendidos. En el caso de Hshieh, tuvo que comprar 3.000 libros antes de que ResultSource se pusiera manos a la obra. ¿El coste? Unos 65.000 euros por delante. Imaginad la factura final.
Sí, es mucho dinero, pero hay que tener en cuenta que esos libros están comprados con descuento y luego se vendieron en la gira de Hsieh, que es un orador muy interesante. Así que es una cuestión de adelantar ese gasto. Lo que cobra ResultSource sigue siendo un misterio, pero lo cierto es que Delivering Happiness se colocó como número 1 de la lista del NYT cuando apareció en 2009.
Hacerse un hueco escribiendo es difícil, aquí o en Estados Unidos, pero el uso de técnicas de marketing especializadas en burlar los sistemas de control de diarios y revistas para darse un empujón tan grande como este, parece poco ético. A día de hoy, Amazon parece haber bloqueado el sistema de ResultResource, pero el resto de listados puede estar contaminado.
¿Qué os parece? ¿Es sólo cuestión de dinero y contactos? ¿Contrataríais un sistema similar para un primer lanzamiento? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.
FUENTE: LECTURALIA