“Madeleine es la esperanza, es esa persona que nunca llega”. Con estas palabras se refería Luis García a su primer libro, un poemario en el que retrata el conflicto laboral del que él mismo fue protagonista. Y es que Luis García fue uno de los 55 despedidos de la Fábrica de Armas de Trubia.

“Madeleine nunca llegó” recoge 27 poemas, partiendo de su experiencia y aludiendo al título de la canción de Jacques Brel.

Luis García aseguró que es “un poemario que cuenta una realidad; es una especie de fotografía de los acontecimientos que han ocurrido”.

El poeta reconoce que “ahora me veo más sereno. He cerrado un ciclo. Hoy no quiero la venganza, sino que las cosas se llamen por su nombre”.

“Este libro de esperanza” se estructura en tres partes: poemas sociales, poemas más literarios y poemas de amor.

El autor estuvo arropado por varias decenas de amigos que asistieron entusiasmados al acto desarrollado en la Biblioteca Lorenzo Rodríguez Castellano (La Granja). El autor, contó además, con la compañía de la escritora asturiana Leticia Sánchez, que hizo las veces de maestra de ceremonias.

En el acto también participó la concejala del Ayuntamiento de Oviedo Ana Taboada.