“No es nada agradable escribir poesía. Es algo doloroso. Ojalá no tuviésemos que escribir. La poesía no se entiende, es una estafa”. Éstas fueron algunas de las afirmaciones del escritor Pablo Sanz en el transcurso de la presentación del libro “Son-Ver-Sos”, de Laura Fernández.

Lejos de querer echar por tierra a la lírica, Sanz quiso destacar “lo doloroso” de escribir poesía. Por eso, cuando habló del libro de la protagonista del acto reconoció que “fue una sorpresa salvaje leer sus poemas”.

Pablo Sanz señaló que “cuando uno lee poesía, la verdad la tiene uno mismo; lo que nos acerca al poeta es la fuerza de la poesía”.

Por su parte, Laura Fernández contó que “el libro es un viaje para valientes, un florecimiento que no dejará indiferente a nadie. Es un proceso de autoconocimiento que siempre es doloroso”.

La obra comenzó escribiéndola en Estados Unidos hace tres años, cuando residía allí. “Lo que he intentado es ir librándome de esos demonios interiores. Es un viaje a través de mí misma y de las mujeres qye habitan en mí”.

Fernández dijo que en el libro también habla de muchas caídas. “Pero se ve la luz al final del túnel”.

La escritora señaló que poco antes de salir a la luz este poemario estaba enfadada con la literatura. “Escribimos por necesidad y a mí me sale de las entrañas”.

Numeroso público arropó a la autora recién llegada de Francia, su lugar de residencia actual, especialmente para la ocasión. “La poesía es el espacio de libertad donde no hay reglas. Yo puedo ser quien quiera. Mostrar y fingir todo lo que me apetece”.