“El escalón vacío y otras consideraciones” es la reflexión que el escritor José Cereijo hace sobre su quehacer, sobre la poesía y sobre el arte en general.

Estuvo en Foro Abierto para hablar de todo ello y de mucho más.

“La poesía nace de la pasión y de la lucidez; son dos momentos diferentes. La suma de las dos puede crear un buen poema”.

El poeta estuvo arropado por José Luis García Martín y Marcos Tramón, de los que alabó sus obras. También habló de sus influencias literarias: Borges y Cernuda. “Es difícil saber todo lo que me han aportado, pero, indudablemente, me han influido”.

Cereijo habló sobre la pasión. “Es lo más importante, es el germen de la poesía, pero si no está acompañada de la lucidez el poema será siempre pobre o, al menos, menos rico”.

También afirmó que “soy un escritor de poesía bastante discontinuo, pero sé que el dominio puede convertirse en rutina, y eso no debe ser así”.