Alba González Sanz y Aída Elizabeth Falcón Montes presentaron sus últimos libros, en los que las mujeres tienen un protagonismo indiscutible. “Contra la destrucción teórica. Teorías feministas en la España de la Modernidad”, de Alba González Sanz y “Mujeres que hablan solas”, de Aída Elizabeth Falcón Montes son dos libros “aparentemente distintos, pero realmente no son tan lejanos”, destacó Carmen Alfonso que, junto a Isabel Carrera, hizo de maestra de ceremonia.

“Contra la destrucción teórica. Teorías feministas en la España de la Modernidad” forma parte de la tesis doctoral de Alba González Sanz. La autora destacó el papel del franquismo “que aniquiló todo avance del feminismo y creó un gran vacío”.

Poner en orden cuatro décadas del feminismo, pero sobre todo desde la perspectiva de la literatura centró el inicio de su trabajo, en el que reevalúa la historia y la teoría feminista española hasta 1936 al hilo de la construcción conceptual de este nuevo orden que, con base en el Racionalismo ilustrado y los procesos abiertos tras la Revolución Francesa de 1789, transforma el mundo occidental sobre las bases del capitalismo, el contractualismo y la división sexuada del plano sociocultural, la economía y los afectos.

“Mujeres que hablan solas” recoge el relato personal y genealógico de la autora. Son nueve historias que cuentan las angustias, alegrías y contradicciones de ocho mujeres cubanas nacidas en un contexto social difícil. Los recuerdos, los boleros y los testimonios tanto orales como escritos contribuyen a reconstruir un legado femenino evocado desde la distancia.

“Mi libro es una continuación de mi tesis, pero llevada al plano personal. Estuvo en mi cabeza durante muchos años, pero no era capaz de ponerle orden”, dijo Aída Falcón.

La escritora cubana recordó que “en mi casa todo se explicaba a través de los boleros. Este libro es un miedo terrible a perder mi pasado”.