El escritor Cristian David López recordó algunas de las vivencias de su infancia en Paraguay, su país, y las plasmó en “Pallabres pa Martín”, toda una declaración de intenciones para su hijo.

Y así se lo contó a los pequeños que acudieron al cuentacuentos.

Los editores, Impronta, no sólo acudieron al acto, sino que Carlos participó activamente captando la atención de los niños desde el primer momento.

Porque las imágenes cuando se unen conforman una historia. Y así logró Cristian David reunir algunos de los episodios de su niñez.

Una tarde de cuento en la que no faltó un regalo: una muestra de miel negra de Paraguay para los peques.