Dioses en tierra propia

117

El escritor riojano Andrés Pascual regresó a nuestro Foro Abierto con su última “criatura”, “A merced de un dios salvaje”, un thriller psicológico que se desarrolla en el corazón de La Rioja.

Raúl es el personaje principal de este drama rural. Raúl, un personaje de ficción que parte de un Raúl real. “Paseando por los viñedos de mi tierra contemplé una imagen que me fascinó, un niño con su abuelo entre los que se percibía una relación muy especial”.

Posteriormente, Pascual se enteró de que ese niño, hijo de una compañera de su mujer, padecía una enfermedad rara llamada Síndrome de Dravet.

“Escribir sobre Raúl me hizo pensar en la sorpresa y la espontaneidad de un niño de seis años, y me dio la oportunidad de visibilizar una enfermedad de la que se sabe poco y que padece un número muy pequeño de personas”.

“Raúl existe. Necesitaba la inocencia pero también la valentía de un niño que padece un mal que le hace sufrir varios ataques epilépticos al día”.

Antes de escribir el libro, Andrés Pascual revivió varios episodios y escenarios de su vida. “Es arriesgado escribir sobre la tierra de uno. Yo siempre llevo a La Rioja conmigo, como un fetiche. He escrito sobre viajes y lugares a los que he ido: Japón, África, India,…pero sobre mi tierra…”.

“A merced de un dios salvaje” habla sobre la culpa y sobre las decisiones en dos escenarios temporales diferentes. Para mí, era esencial el ritmo narrativo”.

El autor capta perfectamente los sentimientos de quienes viven en estos pueblos en los que las relaciones entre las familias se remontan a varias generaciones anteriores. Sentimientos que van desde las rencillas a las envidias y las cuentas pendientes.

Y Raúl es el hilo conductor de esta maravillosa historia…