Transcurre una semana terrible para nosotros. Se nos han ido dos grandes amigos. Dos grandes maestros. Dos grandes personas. De esos de los que te enorgulleces de conocer. Y presumes de ello.

Antonio Fraguas “Forges” y Alejandro Mieres nos han dejado para siempre. Ahí queda su enorme legado que nos recordará que hay personas que son inmortales. Con ambos tuvimos el privilegio de compartir momentos inolvidables.

En septiembre de 2008, Forges acompañó y arropó a su hermano José María Fraguas “Pirracas” en la presentación de sus novelas “’La mujer del farero” y “La pirámide de cartón”.

Junto a ellos, otro hermano, Rafael Fraguas, compartió mesa y charla. Una velada maravillosa que ahora recordamos con cierta nostalgia y mucha emoción.

Al inicio de la semana, nos llegaba la triste noticia del fallecimiento del artista asturiano Alejandro Mieres, gran amigo de esta casa. Muchas veces disfrutamos de su presencia y de su sabiduría, aunque siempre nos parecieron insuficientes.

En diciembre de 2016 organizamos con él un acto, junto a la sociedad Labrante, a modo de homenaje. El acto fue en la Galería Arancha Osoro, de Oviedo, y allí recibió el calor, cariño y admiración por parte de varios artistas y amigos.

Recién llegado de México, no faltó a la cita su gran amigo, el poeta Antonio Gamoneda.